Como todos sabéis el pasado 22 de diciembre desde CGT convocamos una concentración ante la sede de Ferrovial, con el fin de trasmitir el malestar y preocupación que los trabajadores tienen por su situación laboral y ante el nulo avance en la negociación del convenio colectivo.

 

A esta concentración también se sumó Solidaridad Obrera, lamentamos que el resto de organizaciones sindicales no crean que la situación por la que están atravesando los trabajadores de Ferrovial sea motivo suficiente para movilizarse y sigan bailando al son que toca la Empresa.

 

Queremos agradecer a todos los compañeros que participaron en la protesta del pasado día 22 y mostraron su malestar ante la Dirección de la Empresa.

 

Desde CGT tenemos claro que, de persistir la misma actitud por parte de la Empresa en la negociación del convenio, seguiremos con las movilizaciones necesarias hasta conseguir un convenio digno, tal y como nos comprometimos en las asambleas del pasado verano, y así se lo trasladamos al resto de organizaciones sindicales.

 

CGT mantiene su voluntad negociadora, y su interés de llegar a acuerdos que sean satisfactorios para la plantilla, que compensen el esfuerzo realizado durante estos 3 años, pudiendo mejorar el poder adquisitivo y las cargas de trabajo, así como la conciliación de la vida laboral y familiar, demandas recogidas en nuestra plataforma de Convenio.

 

No podemos seguir consintiendo las cargas de trabajo tan abusivas (la última ha sido, para el personal a bordo, el ofrecimiento de la copa de cortesía a los clientes, impuesta sin respetar las recomendaciones ergonómicas); la realización de más carga de trabajo con el mismo personal, mientras la empresa factura más; las prohibiciones de cambios entre compañeros de logística; los constantes errores en las nóminas; el control de las bajas sin abono de desplazamiento; días y días fuera de casa sin computar esas horas