La huelga indefinida de 9 horas por día en los remolcadores de Barcelona ya lleva, hoy martes, 5 días y está provocando importantes retrasos en la descarga de mercancías

 

CONCENTRACION FRENTE AL EDIFICIO DE LA AUTORIDAD PORTUARIA DE BARCELONA EN EL WORLD TRADE CENTER MOLL DE BARCELONA

 

EL JUEVES 12 DE NOVIEMBRE A LAS 9 HORAS DE LA MAÑANA

 

A propuesta de las empresas, la administración ha tomado partido contra los trabajadores del remolque marítimo del puerto de Barcelona al decretar unos servicios mínimos abusivos que consideramos vulneran el derecho de huelga al imponer que funcionen durante las horas de paro 2 remolcadores en lugar de mantener únicamente un servicio para emergencias.

 

Ya hay diversos barcos que se han visto afectados por la huelga entrando con retraso a realizar las funciones de descarga de materias, entre otros el que trae el gas a los depósitos portuarios de la ciudad. También las empresas navieras están cambiando los horarios de entradas de los barcos en el puerto para que no coincidan con las franjas horarias de las huelgas.

 

La huelga indefinida de nueve horas al día se inicio el pasado 6 de noviembre contra el plan de trabajo que pretenden imponer las empresas REBARSA y SAR REMOLCADORES S.L. y que esta suponiendo una afectación diaria de aproximadamente unos 18 buques de la marina mercante, lo que representa 102.600 toneladas aproximadamente de carga que no se descargaran y entre los productos se encuentran mercarías químicas (inflamables, gas, etc), alimentación, grano, automoción, productos metalúrgicos y containers de muchos otros sectores.

 

En la actualidad un trabajador de remolcadores en Barcelona trabaja 109 jornadas de 24 horas con un total de 2.616 horas anuales, muchas mas que la media de cualquier sector, una de las pretensiones empresariales es aumentar a 132 guardias de 24 horas lo que da un total de 3.168 horas anuales, totalmente inaceptable para los trabajadores ya que dinamita cualquier tipo de vida fuera del trabajo.

 

La huelga esta convocada por la decisión unilateral de las empresas que ha impuesto desde el 7 de noviembre del 2015 un nuevo plan de trabajo, y que puede suponer un aumento inaceptable de los riesgos y de inseguridad en el trabajo y en las instalaciones portuarias, la perdida de un 15% de puestos de trabajo, aumento de las guardias hasta en un 21 % de jornadas, dificultad para la conciliación familiar (disfrute de un fin de semana cada dos meses), sobrecarga en las jornadas de trabajo, etc.

 

Las empresas quieren aplicar un laudo, tras no alcanzarse un acuerdo en la negociación del convenio colectivo y que está pendiente de un recurso de casación presentado por los trabajadores ante el tribunal supremo, consideramos que mientras haya recursos no debe de aplicarse el laudo aunque haya una sentencia del TSJC dándole validez, pero no firmeza.ç

 

CGT mostramos nuestro total apoyo y solidaridad con los trabajadores de las empresas de Remolque Portuario del Puerto de Barcelona, ante el conflicto generado por la parte empresarial y el endurecimiento paulatino de su postura, a medida que transcurría el tiempo, lo que ha chocado contra la postura de los trabajadores, que siempre ha sido la de mejorar las condiciones laborales actuales. Asimismo queremos remarcar que estas empresas no han tenido ni tienen pérdidas económicas si no todo lo contrario siempre han tenido saldo positivo en su cuenta de resultados y en estos momentos suculentos beneficios.