El miércoles 11 se reunió en Pleno Ordinario el Comité Intercentros de TME y  nos alegra decirte que, ante la propuesta presentada por CGT, y  por unanimidad, se decidió apoyar la convocatoria de huelga planteada por el Comité de Empresa de Las Palmas.

 

Pero en este comunicado no queremos centrarnos en la decisión del CI, que tiene a su vez cierto sabor agridulce y luego te explicaremos el porqué. Lo que nos importa es que sepas que tenemos compañeros que están dando un ejemplo de unidad, solidaridad y lucha.

 

 En esta pantomima de negociación que acabará en el famoso CEV, los que se autodenominan “representantes de toda la plantilla”  nos han dado la espalda a los trabajadores, especialmente a los de TME y TSOL pero en general a todos, anteponiendo los intereses de la empresa y quizá tal vez los suyos propios a los de las plantillas. En el caso de nuestros compañeros de Las Islas Canarias y de las Islas Baleares ha sido de suspenso con  “muy deficiente”.

 

 ¿Por qué decimos esto? Porque con el nuevo CEV se les niega el cobro del llamado “Plus de Residencia”, que no es más que un complemento que se percibe por trabajar en las islas. A ellos se les niega, a los trabajadores de TdE se les da.

 

 Desde el comienzo de las negociaciones nuestros 133 compañeros insulares han pedido que no se les discrimine. Seguro que piensas “Como todos nosotros”  y estás en lo cierto. La diferencia es que ellos no se han conformado con pedirlo, han actuado. El miércoles 11 han estado de huelga todo el día, con un seguimiento del 95%. Pero no solo eso, a partir del lunes 16 puede que inicien una huelga indefinida hasta que esta situación se resuelva de manera favorable.

 

 Esta cifra cuando se habla de defensa de los derechos de los trabajadores, a nosotros CGT-SIME, nos llena de orgullo. Pero además, tratándose de trabajadores de TME nos dice que todavía esta plantilla no se ha acomodado en el “es lo que hay”, “¿qué le vamos a hacer?”, “mejor esto que nada”, “hace frío fuera”…

 

 Nuestros compañeros de las islas son un ejemplo para todos nosotros. Nada está perdido de antemano, solo aquello en lo que no se cree y por lo que no se lucha.

 

 Desde CGT-SIME mostramos nuestro apoyo incondicional a sus reivindicaciones, entre las que se incluye no solo la percepción del “Plus de Residencia”, sino  “La no discriminación en la negociación del CEV de las condiciones laborales y económicas de los trabajadores/as de TME”.

 Esta última reivindicación, incluida en la propuesta que presentamos en el Pleno del Intercentros, no gustó a UGT (precisamente uno de nuestros estupendísimos negociantes del CEV) y finalmente se omitió para poder obtener un texto de unanimidad. Éste es nuestro sabor amargo. La unidad sindical que muchos reclamáis, solo se encuentra en unos mínimos muy mínimos. Ahora juzga tú mismo quién es el que está marcando esos mínimos tan exiguos. Por nuestra parte, somos incapaces de entender que quien dice representar a los trabajadores de TME encuentre ‘ofensiva’ una reivindicación de no discriminación de los mismos.

 

 No permitas que se firme un convenio con las implicaciones que tiene éste sin haber dado antes tu opinión.

 Por nuestros compañeros insulares y por toda la plantilla de TME, adormecida pero todavía viva:

 ¡Salud, libertad y lucha!