Gracias unA más. El res ultado de la huelga de 24 horas del pasado 17 de marzo (y del día 20 en el caso de Valencia), ha sido incontestable. El amplio seguimiento se hizo notar en la inmensa mayoría de los servicios: telecomunicac

iones, banca electrónica, aseguradoras, energéticas o administraciones públicas vieron cómo sus servicios de atención al cliente tenían una locución durante toda la jornada en la que se indicaba que “no se podía prestar el servicio correctamente”.

 

Los motivos para dicha huelga eran muchos: desde una subida salarial que nos permita recuperar el 5% de poder adquisitivo que perdimos con el anterior convenio, a cuestiones que, desde el punto de vista de CGT, son incluso más importantes. Deben eliminarse las fórmulas de despido que el telemarketing tiene a su disposición gracias a los anteriores convenios firmados por CCOO-UGT. Debe eliminarse el artículo 17 que permite a las empresas despedir a l@s trabajador@s antes de que acabe la obra, y debe garantizarse la subrogación manteniendo los derechos en caso de cambio de contrata. Debe incrementarse el número de contratos indefinidos y el número de contratos con jornada completa para que podamos vivir de nuestro trabajo. Ha sido incomprensible el cambio de rumbo que han tomado otras organizaciones sindicales, haciendo un llamamiento público para enfriar la lucha, llegando incluso a decir que “hacer huelga será más costoso que lo que van a subir nuestros salarios”…

 

Esta afirmación deja claras cuáles son las intenciones d

e quien las hace, y deja claro también que sus intereses particulares van parejos a los de la patronal: eternizar la precariedad en nuestro sector para no perder sus prebendas personales. Sin embargo, más allá de sus intentos por enfriar la lucha, los compañeros y las compañeras de los centros de trabajo de todo el Estado lanzaron un mensaje claro a toda la mesa negociadora: QUEREMOS UN CONVENIO CON CAMBIOS REALES, QUE SATISFAGAN LAS NECESIDADES REALES DE L@S TRABAJADOR@S DE ESTE SECTOR

 

. Seguiremos informando. El próximo día 23 de marzo hay reunión de la mesa negociadora y CGT estará ahí una vez más para defender la voz de la gente que lucha. Porque la lucha es el único camino. Otro convenio es posible, y tú tienes mucho que decir